Diciembre

Objetos de colección, para conmemorar el día Internacional del Migrante

Aysén se puede concebir como un territorio donde a lo largo de su corta historia, migrantes se instalaron y desarrollaron su vida, aportando con historias, costumbres y tradiciones que nutren el patrimonio cultural del territorio

11/12/2020

Fuente: Museo Regional de Aysén

El 4 de diciembre del año 2000, la Asamblea General de las Naciones Unidas declara que "teniendo en cuenta el número elevado y cada vez mayor de emigrantes que existe en el mundo y alentada por el creciente interés de la comunidad internacional en proteger efectiva y plenamente los derechos humanos de todos los migrantes, decide proclamar el 18 de diciembre Día Internacional del Migrante".

Por tal motivo, en nuestra sección "Objeto de colección" de este mes, seleccionamos diversos objetos para graficar este fenómeno que ha sido central en la conformación de nuestro territorio.

Se puede decir que Aysén posee una historia reciente que la convierte en una región de migrantes, entendidos como personas "que cambian su lugar de residencia por otro, por un tiempo indeterminado, y en general intentan buscar un nuevo lugar de convivencia, con posibilidades laborales y sociales."

Desde mediados del siglo XIX, cuando el gobierno chileno comenzó un proceso de exploración del territorio ubicado entre Chiloé y Magallanes, Aysén poco a poco comenzó a ser poblado de manera permanente por hombres y mujeres de diversos lugares de Chile y el mundo. En 1859 se fundó Melinka, el primer asentamiento permanente en la región, ubicado en el Archipiélago de las Guaitecas.

Luego de la definición de la frontera con Argentina (1902), el proceso de poblamiento se expandió y Aysén comenzó a ser habitado con mayor fuerza. La Sociedad Industrial de Aysén y otras compañías, pero también pobladores espontáneos, configuraron poco a poco los primeros asentamientos, caminos y servicios. Campesinos provenientes de la zona centro-sur de Chile que se habían establecido en zonas fronterizas de Argentina, en particular en Neuquén, debieron abandonar dichos territorios y viajar hacia el sur, hasta encontrar sitios propicios para cruzar nuevamente a Chile, pero esta vez a Aysén. Estos migrantes se asentaron preferentemente en el valle Simpson y en sectores cercanos al lago General Carrera.

Combo de madera

Combo de madera

Las hábiles manos chilotas dieron forma a ciudades como Aysén o lo que hoy conocemos como Coyhaique.

Botella de Cerveza marca Nicolás Droppelmann

Botella de Cerveza marca Nicolás Droppelmann

Nicolás Droppelmann fue un migrante alemán que llegó a la zona de Puerto Varas - Puerto Montt, donde fue empresario en transporte terrestre y estableció la cervecería con su nombre a fines del Siglo XIX. Es de cerámica de gres, que le entrega como característica a la botella, su dureza y baja absorción de agua. Este material se empleó en la dinastía Han en el año 1.400 a. C. y en Europa comenzó a ser utilizada en el siglo XII especialmente en Alemania.

A partir de los años 1920 y 1930, con mayor presencia estatal para el establecimiento de colonos y fortalecimiento de servicios, el arribo de personas interesadas en vivir en Aysén permitió la fundación de pueblos y ciudades como Puerto Aysén (fundada en 1924) y Coyhaique (fundado en 1929).

Casa Pualuan con todo el personas y socios Pualuan. Imagen s/f

En los últimos años, el ser migrante sigue siendo una constante para la conformación regional. Personas de diversas zonas del país y del mundo vienen en busca de un lugar más tranquilo para vivir o buscando trabajos en diversas áreas.

Recursos adicionales

Materias: Conmemoración - Conservación y restauración - Institucional
readspeaker